Atiende Diplomados virtuales a públicos de otros estados y latinoamérica

Guanajuato, Gto., a 14d de enero de 2021.- Implementar actividades que promuevan el interés por las edificaciones históricas que integran el paisaje urbano y rural de comunidades y municipios de la entidad, ha sido una de las tareas de la Dirección de Conservación del Instituto Estatal de la Cultura.

Es por ello, que a través de varios diplomados, se ha encargado de que público interesado en su cuidado, rescate y protección se integren a diversas actividades enfocadas a ello.

Este año, la Dirección de Conservación realizó un Diplomado en línea titulado “Arte religioso de la pintura a los retablos en el Estado de Guanajuato”, mismo que se desarrolló durante julio del año anterior por José Luis Lara Valdés.

De octubre a noviembre, se llevó a cabo el “Curso de conservación preventiva del Patrimonio Edificado”, impartido por Miguel Ángel Ibarra Álvarez, en el cual se analizaron temas como: inventario y catalogación del patrimonio edificado, análisis de deterioros, materiales y sus tratamientos, acciones de conservación preventiva, así como instalaciones en los edificios patrimoniales, carpintería y herrería.

En entrevista con José Domingo Constantino Guillén, director de la Dirección de Conservación platicó que a causa de la pandemia ocasionada por Covid-19, ambas actividades se desarrollaron en línea, situación que fue positiva, porque esto tuvo alcance no solo a nivel estatal, sino a nivel nacional  e internacional, pues se inscribieron personas de diferentes partes del país y latinoamérica.

Esto ha dado pie a que en futuros diplomados y cursos, se planteé la posibilidad de que sigan realizándose de manera virtual, lo que abrirá el panorama del conocimiento histórico, así como cuidado y rescate de diversos inmuebles.

El director mencionó que entre ambas actividades se alcanzó un participación de más de 300 personas, y que además se espera realizar un convenio con la Universidad de Guanajuato, tanto en el área de arquitectura como en historia, para seguir con este tipo de actividades en años posteriores.

Además de que parte de esto ha dado vida a un Manual de Mantenimiento que la Dirección de Conservación realizó con el apoyo de Ediciones La Rana, el cual pone de manifiesto el tratamiento que requieren diferentes inmuebles, según el problema de deterioro que éstos tengan.